Consideraciones a la hora de contratar un Seguro de Decesos

El seguro de decesos es un seguro destinado a cubrir los gastos funerarios del asegurado. Es ante todo, un seguro de servicios, y el objetivo principal de contratarlo es evitarnos todos los problemas inherentes al funeral del asegurado, ya que una vez que fallezca la persona, basta con una llamada telefónica para que la aseguradora se ocupe de organizar y pagar los servicios como la posible repatriación, el tanatorio, el féretro, la flores, el entierro o incineración, el coche fúnebre o las esquelas, entre otros.

Este tipo de seguros se contrata de forma anual, aunque es normal que la prima se fraccione por meses, trimestres o semestres, dependiendo de lo elegido al momento de tomar la póliza.

Es importante a la hora de contratar este tipo de servicios investigar con profundidad la compañía y las pólizas ofrecidas, para ello, utilizar opciones como páginas tipo ElComparadorOnline sería lo más adecuado, ya que ésta presta el servicio de comparadora de compañías de seguro, tanto de vida, vida hipoteca, decesos, entre otros para comparar precios y coberturas en pocos minutos. Investigar y comparar es necesario porque cada empresa ofrece algo distinto y en especial, en los casos de seguros de decesos tienden a incluirse coberturas adicionales, encerrando incluso asistencia en viaje para los acompañantes, gastos de viajes para la identificación del fallecido, asistencia psicológica y conservación de ADN, entre otros; y estás inclusiones adicionales por lo general podrían hacer la póliza más costosa, por lo que es bueno saber que servicios son los que se van a contratar y elegirlos dependiendo de sus necesidades.

Asimismo, es menester ubicar la compañía que sea más flexible para sufragar gastos extraordinarios, a veces la empresa aseguradora da la posibilidad de añadir la contratación de un capital adicional para agregar al servicio funerario servicios que no están plenamente incluidos, como por ejemplo el catering en el funeral.

Hay que tener en cuenta que el capital asegurado sea el ajustado a su ciudad, ya que cuando se produce el fallecimiento si el monto pagado es menor al asegurado, la compañía aseguradora abonará el resto a los beneficiarios del fallecido, y así debe estipularse en la póliza, pero en caso contrario, los que deberán cancelar el sobrecoste serán los beneficiarios del fallecido.

Fte: andaluciainformacion.es

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies