Oferta seguro medico
Compara y consigue el mejor precio en tu seguro<p style="text-align: center;">¡TE ASESORAMOS GRATIS!</p>

El bruxismo, causas y tratamientos

El bruxismo

El bruxismo es un hábito involuntario que consiste en rechinar o apretar los dientes. Es un movimiento nocturno, intenso y rítmico de los músculos de la mandíbula. El afectado no suele ser consciente del rechinamiento o de la presión de los dientes porque suele hacerlo, en su mayoría, mientras duerme. No obstante, el bruxismo también puede producirse durante el día, en situaciones de tensión psíquica o de mucho estrés. Además, no solo afecta a las articulaciones maxilares y a los propios dientes, sino que también provoca dolores de cabeza y fuertes tensiones en la zona de la cara y el cuello.

Algunos de los signos para asegurarnos de la presencia del bruxismo son:

  • Dolor en la zona facial y de la mandíbula.
  • Aumento de la sensibilidad en la dentadura, incluso perdida de piezas.
  • Dolor de la columna vertebral, en especial en la zona de las cervicales.
  • Ansiedad y depresión.
  • Alteración del sueño.
  • Cefaleas y migrañas.
  • Vértigos y mareos.
  • Estrés crónico.

Causas y tratamientos

Las causas que provocan la aparición del bruxismo se suelen encontrar en el cerebro y tienen estrecha relación con los niveles de estrés emocional que se provocan durante el sueño. Las situaciones cotidianas de estrés y ansiedad afianzan la aparición de estas dolencias, al igual que la mala posición al dormir boca arriba, la alineación inadecuada de los dientes o la incorrecta alimentación (alimentos difíciles de masticar), entre otros factores. Normalmente el bruxismo es un fenómeno frecuente, por lo que no tiene relación con una enfermedad grave o psíquica.

Hasta el momento, no se ha encontrado una cura para evitar las causas del rechinamiento de la mandíbula. Sin embargo, podemos suplir las molestias que provoca el bruxismo y evitar daños más graves. Los tratamientos que proponemos para evitarlo son:

  • Realizar ejercicios de relajación y de estiramiento de los músculos de la mandíbula y el cuello.
  • Darse automasajes para evitar la tensión en la zona de la mandíbula. Combínalos con baños y compresas calientes para aliviar el dolor.
  • Hacer ejercicio físico, meditación, yoga y respiración profunda para disminuir el estrés.
  • Evitar mascar chicle y los alimentos duros con frecuencia.
  • Reducir y posteriormente eliminar los alimentos estimulantes y azucarados como la cafeína, el alcohol, bebidas energéticas o repostería.

Aún así, lo que recomiendan los expertos en caso de dolencias graves es el uso de férulas de descarga. Se trata de una pieza de resina hecha a medida para el paciente, que debe de colocarse en los dientes antes de acostarse. De esta forma la mandíbula no podrá rechinar y se evitará el dolor al despertar. Por otro lado, si desgraciadamente la dentadura está dañada, se deben utilizar coronas de porcelana, que contribuyen a recuperar la forma de los dientes y evitar su desgaste.

En algún momento de nuestra vida vamos a sufrir de bruxismo, puesto que es una causa muy común. Por ello, lo mejor es disponer de un seguro que nos permita acceder a las férulas o coronas de porcelana.

PARA CONTRATAR TU SEGURO DENTAL ENTRA EN COMPARADORDENTAL.COM Y SOLICITA INFORMACIÓN. NUESTROS AGENTES RESOLVERÁN TODAS TUS DUDAS Y TE DARÁN DE ALTA EN EL MOMENTO.

¡Échale un vistazo también a nuestro último post!:http://mejoratuseguro.es/blog/ano-nuevo-seguro-nuevo/

Un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies