Fumadores pasivos, ¿cómo les afecta el tabaco a los niños?

niño rompiendo tabaco

Las personas que se encuentran en ambientes con humo también inhalan las sustancias tóxicas que se encuentran en el aire a partir del tabaco, las cuales son altamente perjudiciales. Los podemos considerar fumadores pasivos y aunque no fumen directamente, su salud se deteriora. Un caso común es el de los niños con padres fumadores, quienes desde pequeños están rodeados de un ambiente nocivo para su salud. Este hecho les puede generar muchas enfermedades.

En los hogares con padres fumadores, los niños son más propensos a tener infecciones respiratorias. La razón es porque los más pequeños son más vulnerables por su peso y menor superficie corporal. Además, los niños menores de un año se encuentran entre el 60-80% del tiempo en la casa. Todo ello provoca enfermedades como la sibilancia, tos crónica, asma, neumonía y otitis. Igualmente, muchas personas consideran que el tabaco no afecta a los niños si evitamos fumar delante de ellos, pero esto no del todo cierto. Varios estudios demuestran que los niveles de nicotina están altamente presentes en el pelo y la ropa de los niños, incluso si los padres fuman en un lugar alejado. Existe un contacto constante con las sustancias nocivas.

La Ley Antitabaco prohíbe fumar en bares, cafeterías y en lugares cerrados de uso público. Paradójicamente, a pesar de haber reducido en un 90% la concentración de nicotina en adultos no fumadores, no ha logrado reducirla en los niños. Esto hecho se debe a que desde que la ley fue establecida en 2011, los españoles fuman más en sus casas y en los coches, y por tanto en presencia de sus hijos.

LOS NIÑOS QUE SON FUMADORES PASIVOS

  • Son más propensos a desarrollar enfermedades como bronquitis, asma, neumonía y otitis. Los niños asmáticos presentan sistemas más graves.
  • Durante el embarazo, el tabaco puede afectar al desarrollo del bebé.
  • Aumenta el riesgo de aborto, nacimiento prematuro o con bajo peso.
  • Hay más posibilidades de padecer el síndrome de muerte súbita del lactante.

CONSEJOS PARA CREAR UN ENTORNO LIBRE DE HUMO

  • Dar un buen ejemplo: Si tus hijos ven que sus padres están fumando, llegará un momento en el que querrán hacerlo también.
  • Comience eliminando el humo en su propia casa: Mientras deja de fumar, no lo haga en su casa ni cerca de los niños.
  • No lleve a sus hijos a lugares donde se permita fumar: Aunque nadie esté fumando en ese momento, las partículas nocivas del humo están en el ambiente.
  • Convertir el coche en un espacio libre de humo: Lo principal es no fumar dentro del coche, pero no es suficiente con abrir solo las ventanas para que entre aire.
  • Escoger una guardería libre de humo: La mejor opción son los centros donde no se permite fumar ni en el exterior ni en la sala de profesores.

Fuente: <a href=”https://www.freepik.es/fotos-vectores-gratis/fondo”>Foto de fondo creado por Dragana_Gordic – www.freepik.es</a>

¡Échale un vistazo también a nuestro último post!: http://mejoratuseguro.es/blog/las-mujeres-nos-movemos-contigo-mas-y-mejor/


El bienestar de nuestros hijos es una prioridad. Evita que se encuentren en situaciones que puedan afectar a su salud y asegura su futuro. ¡Ellos son lo más importante!


¿BUSCAS UN SEGURO DE SALUD PARA TODA TU FAMILIA? ENTRA EN NUESTRA WEB COMPARADORSALUD Y SOLICITA INFORMACIÓN GRATUITA Y SIN COMPROMISO. NUESTROS AGENTES ENCONTRARAN EL SEGURO PERFECTO PARA TU FAMILIA.

Un comentario