Las 5 preguntas más frecuentes sobre seguros

Hoy te lo queremos poner fácil y recopilamos en este Post algunas de las preguntas y dudas más frecuentes sobre seguros: ¿Qué ocurre si quiero cancelar un seguro a mitad de año? ¿Qué hacer para cambiar de compañía de seguros? ¿Puedo pedir la devolución del importe de mi seguro o traspasarlo a un vehículo nuevo?, qué NO cubre el seguro de coche, y ¿Qué es un infraseguro?. Ahí van las respuestas:

¿Qué ocurre si quiero cancelar un seguro a mitad de año?

Esta pregunta es muy frecuente cuándo hablamos de seguros de moto o seguros de coche.  En concreto los clientes quieren saber si las compañías van a devolverle el importe de la parte proporcional al tiempo que les queda por “gastar”  hasta el final del plazo contratado.

En este punto es importante tener claro que a la hora de suscribir una póliza de seguros, da igual del ramo que sea, estamos firmando un contrato anual de seguro. De esta forma, una vez que la póliza entra en vigor el contrato no se extingue hasta su finalización, pasado el año. Esto ocurre independientemente de la forma de pago, ya que hay aseguradoras y Corredurías de Seguros que permiten pagar de forma fraccionada (pago mensual, trimestral, semestral…).

Por ello, en caso de cancelación por parte del cliente, la compañía no tiene obligación de devolver el importe proporcional a los meses que falten hasta la fecha de finalización del contrato.

Muchos usuarios de seguros creen que con devolver el recibo bancario de la renovación de la póliza en vigor ésta queda automáticamente anulada, y eso NO es cierto.

¿Qué hacer para cambiar de compañía de seguros?

Los motivos para querer cambiar de compañía de seguros son numerosos: el precio, la cobertura, el descontento… Lo importante es saber cómo tenemos que actuar en estos casos.

Para evitar las sorpresas debemos saber que según la Ley de Contrato de Seguro (artículo 22), el plazo para notificar que queremos cambiar de compañía es de dos meses, y dicha notificación deberemos hacerla por escrito.

¿Puedo pedir la devolución del importe de mi seguro o traspasarlo a un vehículo nuevo?

Cada compañía aseguradora tiene un procedimiento para este tipo de casos. Lo habitual es que cuando se da de baja el vehículo por venta, suspendan la póliza y guarden la prima pendiente de consumir para asegurar otro vehículo para el mismo tomador.

Qué no cubre el seguro de coche

Existen una serie de supuestos que normalmente no cubre ninguna compañía en caso de siniestro:

  • Conducir en estado de embriaguez o bajo la influencia de drogas, tóxicos o estupefacientes.
  • No estar en posesión del carnet de conducir adecuado.
  • Exceder el número de ocupantes permitidos para el vehículo.
  • Participar en competiciones, pruebas deportivas y carreras.
  • Daños producidos por el desgaste natural del vehículo, como los neumáticos.
  • Daños producidos por transportar sustancias inflamables, explosivas o tóxicas.
  • Si se ha modificado la instalación eléctrica del vehículo de forma no establecida por el fabricante.
  • La asistencia en viaje a los ocupantes recogidos en autostop.
  • Daños ocasionados en caso de accidente si se ha producido Denegación de auxilio.

¿Qué es un infraseguro?

El infraseguro se produce cuando se atribuye al objeto asegurado un valor inferior al que realmente tiene, y esta situación puede llegar a acarrear consecuencias muy graves sobre todo en el seguro de hogar.

Por ello a la hora de contratar una póliza de un seguro de hogar siempre hay que aportar información completa sobre nuestra vivienda: ubicación, características principales, sistemas de seguridad que posee, si es vivienda habitual…

Y sobre todo debemos hacer una estimación real del valor de reconstrucción de la vivienda a asegurar. Para ello debemos tener en cuenta dos grandes aspectos: el continente y el contenido:

  • Construcciones accesorias: las dependencias que se hallen en la misma finca. Las vallas, muros y cercas del edificio asegurado.
  • Zonas de recreo y deportivas.
  • Instalaciones fijas de: agua, gas, electricidad, calefacción y refrigeración. Todos ellos instalados de forma permanente.

Se considera contenido:

  • Son los bienes específicos del hogar que se encuentran dentro de la vivienda: electrodomésticos, equipos electrónicos, ropa y objetos de uso personal.

El valor de contenido viene establecido por el valor de reposición de esos objetos en caso de pérdida, así que habrá que realizar un cálculo aproximado del valor comercial de todos esos enseres.

También es posible asegurar objetos de valor como joyas y obras de arte, pero éstas tendrían que incluirse en la póliza con coberturas más especializadas.

De esta forma, a priori puede resultar tentador establecer un valor de vivienda inferior para que la prima resultante en la póliza de hogar sea menor, PERO en caso de siniestro, si hubiese infraseguro, la indemnización cubriría el valor declarado menos el porcentaje de infraseguro, es decir, la diferencia entre el valor de reconstrucción y el valor declarado.

Fte: peris.es
Consulta nuestras ramas de seguros de:
Adeslas AGAAsisaAsefaComparador Dental Expertia Mejora Tu SeguroRaceSanitasSanitas DentalSurne
otros-seguros2